DESDE LA ATALAYA

desde-la-atalaya-copia

«La pareja observa impotente cómo la vida se desliza ante sus ojos como hojas secas arrastradas por el viento. Sus corazones, repletos de promesas y pasiones ardientes, son, ahora, pájaros heridos, incapaces de alzar el vuelo.
El tiempo, ese implacable maestro, avanza sin piedad, mientras ellos se quedan varados en un eterno crepúsculo de melancolía. Las sonrisas que antes adornaban sus rostros han desaparecido, reemplazadas por sombras de lo que una vez fue su felicidad. 
Los suspiros se convierten en la banda sonora de su existencia, y las lágrimas, en palabras no pronunciadas. Ansían un respiro, un instante de alivio, pero la nostalgia es una marea implacable que los arrastra, ahogando sus anhelos y esperanzas.
Como espectadores, en una función en la que nunca quisieron actuar, contemplan cómo la vida fluye inexorablemente a sus pies, recordándoles que, aún hay tiempo de montarse en el tranvía y que a pesar de sentirse atrapados en la oscuridad, pueden encontrar la luz en algún rincón de sus almas entrelazadas».

Comparte:

María José Moreno
María José Moreno

Sí, soy escritora, además de muchas otras cosas: soy profesora de universidad, psiquiatra, collagista, madre y desde no hace mucho, abuela

contáctame

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a mi newsletter

Te enviare las novedades de mi blog y de mis exposiciones.